domingo, 20 de marzo de 2016

BARRABAS EL BUENO


BARRABAS EL BUENO
Recuerden que en mi pueblo siempre asocian los acontecimientos relacionándolos con un pasaje de la Sagrada Biblia pero sin ánimo de ofender las creencias de nadie. Es su modo de ver la vida y así ha sido siempre; por lo menos según las noticias que sigo recibiendo, después de una ausencia de muchos años.
Ya les conté en otra historia que en esa aldea reinaba la paz que se interrumpía los días del mercado por peleas de borrachos a quienes se les aplicaban las tablas de la ley pero, también, por los abigeatos de ganado mayor y menor y esta es la razón de la historia poco bíblica de Jesús y Barrabás, dos ladrones de reses  que hurtaron una vaca de don Próspero Hernández y fueron capturados en un pueblo vecino cuando pretendían venderla; bueno, en realidad el ladrón fue Jesús María Rodríguez y en la feria del pueblo donde los atraparon, se había encontrado con Carlos Julio Villalobos, compadres, vecinos y cuñados… ahí terminaba el parecido.

Cuando comparecieron ante el juez Jesús tuvo la entereza de librar de culpa a su cuñado y amigo porque este no había participado del robo. Jesús fue condenado y Carlos Julio puesto en libertad. Como esto sucedió durante la semana santa los burlones del pueblo de inmediato encontraron parecido con el pasaje bíblico y bautizaron de por vida Barrabás a Carlos Julio, que fue preso en libertad mientras Jesús era condenado… que hijuemadres que no dejaban pasar ni una.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada