sábado, 23 de marzo de 2013

EL ARCANGEL FASTIDIOSO

EL ARCÁNGEL FASTIDIOSO





Estaba cuidando mis palomas mensajeras un martes a medio día cuando llegó y se presentó como un enviado divino; le pedí, por favor, que aguardara un momento mientras terminaba de asear las jaulas y dijo que no; le rogué que esperara en tanto echaba el alimento en los comederos; repitió su no dominante; supliqué mientras los sedientos animales aguardaban a que cambiara el agua de los bebederos y me gritó con voz celestial que no podía concederme un segundo. Continuó amargándome el rato hasta que me cansé y con las tijeras de cortarles las plumas a las aves rebeldes le despunté las puntas a las alas arcangelicales de  enviado de Dios.

Hoy convive con las palomas blancas, parecidas a  Espíritu Santo, y procrean hijitos mensajeros que llevan  cartas al cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada